control de ladridosCómo controlar los ladridos excesivos de tu perro

¿Tu perro ladra, ladra, ladra y ladra? A los perros les encanta llamar la atención y muy pronto descubren que ladrar es una maravillosa forma de conseguirlo Y si les gritamos, les divierte aún más y sus ladridos se vuelven aún más excesivos.

Esto puede ser terrible para tus vecinos y por supuesto para ti. Afortunadamente puedes enseñar a tu perro a no ladrar ante ciertos sonidos o acontecimientos. Así que el primer paso consiste en enseñar a tu perro a ladrar cuando se lo ordenes.

Haz algo que normalmente despierte a tu perro, como llamar por teléfono o hacer sonar el timbre de la puerta. Cuando ladre, acarícialo y repite la palabra “ladra”. De esta forma harás que tu perro asocie la palabra a la acción de ladrar y podrás conseguir que ladre SOLO cuando se lo ordenes.

Una vez que tu perro haya aprendido lo que significa “ladra”, debes lograr que comprenda, de la misma forma lo que es “silencio” para conseguir que se calle.

🐕Controla los ladridos cuando se queda solo en casa

Cuando sales de casa, el ladrido de tu mejor amigo equivale a tener un perro avisador de: “mi amo no está”.

Así que es de fundamental importancia controlar los ladridos para que tu perro no avise cuando se quede solo en casa. Para ello, tienes que hacer como que te vas y regresar, una y otra vez.

Justo antes de hacer como que te vas, repite con tu perro la rutina de “ladra” y “silencio” ya aprendidos. Sal de casa, vuelve a entrar enseguida y hazle caricias por estar callado. La próxima vez, permanece fuera de casa un poco más de tiempo. Cada vez un poco más.

control de ladridos

Recuerda siempre que debes acariciar y premiar a tu perro cuando deje de ladrar ante tu orden.

 

  • 1. Corrige y da seguimiento.
  • 2. Mantén la calma.
  • 3. Reclama tu territorio.
  • 4. Desafía a tu perro.
  • 5. Busca ayuda profesional.

Leer más


Comentarios

Control de ladridos excesivos — No hay comentarios

¡Cuéntanos tu experiencia!